domingo, 15 de julio de 2018

Comentario CIC al YouCat Pregunta n. 336.


YOUCAT Pregunta n. 336. – Parte I. ¿Cómo trata Jesús la «Ley» de la Antigua Alianza?    


(Respuesta YouCat) «No creáis», dice Jesús en el sermón de la montaña, «que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud» (Mt 5,17).     

Reflecciones y puntos a profundizar (Comentario CIC) (C.I.C 1965) La Ley nueva o Ley evangélica es la perfección aquí abajo de la ley divina, natural y revelada. Es obra de Cristo y se expresa particularmente en el Sermón de la Montaña. Es también obra del Espíritu Santo, y por él viene a ser la ley interior de la caridad: ‘Concertaré con la casa de Israel una alianza nueva [...] pondré mis leyes en su mente, en sus corazones las grabaré; y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo’ (Hb 8, 8-10; Cf. Jr 31, 31-34).        

Para meditar  

(Comentario YouCat) La plenitud de la ley antigua es la ley evangélica, que extrae de aquella todas sus virtualidades; no añade preceptos exteriores nuevos, pero reforma La raíz de los actos, el corazón, donde el hombre elige entre Lo bueno y lo malo.    

(Comentario CIC) (C.I.C 1966) La Ley nueva es la gracia del Espíritu Santo dada a los fieles mediante la fe en Cristo. Actúa por la caridad, utiliza el Sermón del Señor para enseñarnos lo que hay que hacer, y los sacramentos para comunicarnos la gracia de realizarlo: “El que quiera meditar con piedad y perspicacia el Sermón que nuestro Señor pronunció en la montaña, según lo leemos en el Evangelio de san Mateo, encontrará en él sin duda alguna la carta perfecta de la vida cristiana [...] He dicho esto para dejar claro que este sermón es perfecto porque contiene todos los preceptos propios para guiar la vida cristiana. [San Agustín, De sermone Domini in monte, 1, 1, 1: PL 34, 1229-1231).   
 
(Continua la Pregunta¿ Cómo trata Jesús la «Ley» de la Antigua Alianza?)   

sábado, 14 de julio de 2018

Comentario CIC al YouCat Pregunta n. 335.


YOUCAT Pregunta n. 335. ¿Qué importancia tiene la «Ley» de la Antigua Alianza?   


(Respuesta YouCat) En la «Ley» (la Tora) y su núcleo, los Diez Mandamientos (el Decálogo), se presenta al pueblo de Israel lavoluntad de Dios; el seguimiento de la Tora es para Israel el camino central para la salvación. Los cristianos saben que mediante la «ley» se conoce lo que hay que hacer. Pero saben también que la «ley» no es la que salva.     

Reflecciones y puntos a profundizar (Comentario CIC) (C.I.C 1964a) La Ley antigua es una preparación para el Evangelio. ‘La ley es profecía y pedagogía de las realidades venideras’ (San Ireneo de Lyon Adversus haereses, 4, 15, 1: PG 7, 1012). Profetiza y presagia la obra de liberación del pecado que se realizará con Cristo; suministra al Nuevo Testamento las imágenes, los ‘tipos’, los símbolos para expresar la vida según el Espíritu. La Ley se completa mediante la enseñanza de los libros sapienciales y de los profetas, que la orientan hacia la Nueva Alianza y el Reino de los cielos. “Hubo [...], bajo el régimen de la antigua Alianza, gentes que poseían la caridad y la gracia del Espíritu Santo y aspiraban ante todo a las promesas espirituales y eternas, en lo cual se adherían a la ley nueva. Y al contrario, existen, en la nueva alianza, hombres carnales, alejados todavía de la perfección de la ley nueva: para incitarlos a las obras virtuosas, el temor del castigo y ciertas promesas temporales han sido necesarias, incluso bajo la nueva Alianza.      

Para meditar    

(Comentario YouCat) Todo hombre tiene la experiencia de que uno se encuentra con lo bueno como si estuviera «prescrito». Pero no se tiene la fuerza de llevarlo a cabo, es muy diffciL, uno se siente «impotente» (cf. Rom 8,3 y Rom 7,14-25). Uno ve La «Ley» y se siente como entregado en poder del pecado. De este modo se hace patente, precisamente mediante La «ley», cuánto dependemos de la fuerza interior para cumplir la Ley. Por eso la «ley», por buena e importante que sea, sólo nos prepara para la fe en el Dios salvador.     

(Comentario CIC) C.I.C 1964b) En todo caso, aunque la ley antigua prescribía la caridad, no daba el Espíritu Santo, por el cual «la caridad es difundida en nuestros corazones» (Rm 5,5.). (Santo Tomás de Aquino, Summa theologiae, 1-2, 107, 1 ad 2). (C.I.C 1981) La Ley de Moisés contiene muchas verdades naturalmente accesibles a la razón. Dios las ha revelado porque los hombres no las leían en su corazón. (C.I.C 1982) La Ley antigua es una preparación al Evangelio.        

(Siguiente Pregunta: ¿Cómo trata Jesús la «Ley» de la Antigua Alianza?)   

jueves, 12 de julio de 2018

Comentario CIC al YouCat Pregunta n. 334

YOUCAT Pregunta n. 334. – Parte II. ¿Qué relación hay entre la «ley moral natural» y la Ley de la Antigua Alianza?    


(Respuesta YouCat – repeticion) La Ley de la Antigua Alianza expresa verdades que son accesibles por naturaleza a la razón, pero que se declaran y acreditan como Ley de Dios.     

Reflecciones y puntos a profundizar (Comentario CIC) (C.I.C 1963) Según la tradición cristiana, la Ley santa (cf. Rm 7, 12) espiritual (cf. Rm 7, 14) y buena (cf. Rm 7, 16) es todavía imperfecta. Como un pedagogo (cf. Ga 3, 24) muestra lo que es preciso hacer, pero no da de suyo la fuerza, la gracia del Espíritu para cumplirlo. A causa del pecado, que ella no puede quitar, no deja de ser una ley de servidumbre. Según san Pablo tiene por función principal denunciar y manifestar el pecado, que forma una ‘ley de concupiscencia’ (cf. Rm 7) en el corazón del hombre. No obstante, la Ley constituye la primera etapa en el camino del Reino. Prepara y dispone al pueblo elegido y a cada cristiano a la conversión y a la fe en el Dios Salvador. Proporciona una enseñanza que subsiste para siempre, como la Palabra de Dios.       

Para meditar    

(Comentario CIC) (C.I.C 1981) La Ley de Moisés contiene muchas verdades naturalmente accesibles a la razón. Dios las ha revelado porque los hombres no las leían en su corazón. (C.I.C 1982) La Ley antigua es una preparación al Evangelio.    
 
(Siguiente Pregunta: ¿Qué importancia tiene la «Ley» de la Antigua Alianza?)  

miércoles, 11 de julio de 2018

Comentario CIC al YouCat Pregunta n. 334.


YOUCAT Pregunta n. 334. – Parte I. ¿Qué relación hay entre la «ley moral natural» y la Ley de la Antigua Alianza?    


(Respuesta YouCat) La Ley de la Antigua Alianza expresa verdades que son accesibles por naturaleza a la razón, pero que se declaran y acreditan como Ley de Dios.    

Reflecciones y puntos a profundizar (Comentario CIC) (C.I.C 1961) Dios, nuestro Creador y Redentor, eligió a Israel como su pueblo y le reveló su Ley, preparando así la venida de Cristo. La Ley de Moisés contiene muchas verdades naturalmente accesibles a la razón. Estas están declaradas y autentificadas en el marco de la Alianza de la salvación.      

Para meditar    

(Comentario CIC) (C.I.C 1962) La Ley antigua es el primer estado de la Ley revelada. Sus prescripciones morales están resumidas en los Diez mandamientos. Los preceptos del Decálogo establecen los fundamentos de la vocación del hombre, formado a imagen de Dios. Prohíben lo que es contrario al amor de Dios y del prójimo, y prescriben lo que le es esencial. El Decálogo es una luz ofrecida a la conciencia de todo hombre para manifestarle la llamada y los caminos de Dios, y para protegerle contra el mal: “Dios escribió en las tablas de la Ley lo que los hombres no leían en sus corazones” (San Agustín, Enarratio in Psalmum 57, 1: PL 36, 673).    

(Continua la Pregunta: ¿Qué relación hay entre la «ley moral natural» y la Ley de la Antigua Alianza?)   

martes, 10 de julio de 2018

Comentario CIC al YouCat Pregunta n. 333.

YOUCAT Pregunta n. 333. – Parte VII. ¿Existe una ley moral natural que puede ser conocida por todos?   


(Respuesta YouCat – repeticion) Si los hombres deben hacer el bien y evitar el mal, el conocimiento acerca de qué es bueno y malo debe estar inscrito en su interior. De hecho existe una ley moral, en cierto modo «natural» al hombre, que en principio puede ser conocida por todo hombre por medio de su razón.    

Reflecciones y puntos a profundizar (Comentario CIC) (C.I.C 1960) Los preceptos de la ley natural no son percibidos por todos de una manera clara e inmediata. En la situación actual, la gracia y la revelación son necesarias al hombre pecador para que las verdades religiosas y morales puedan ser conocidas ‘de todos y sin dificultad, con una firme certeza y sin mezcla de error’ (Concilio Vaticano I: DS 3005; Pío XII, Humani generis: DS 3876). La ley natural proporciona a la Ley revelada y a la gracia un cimiento preparado por Dios y armonizado con la obra del Espíritu.       

Para meditar    

(Comentario YouCat) la ley moral natural es válida para todos. Dice al hombre qué derechos y obligaciones fundamentales tiene y de este modo constituye el verdadero fundamento de la convivencia en la familia, la sociedad y el Estado. Dado que el conocimiento natural está a menudo oscurecido por el pecado y la debilidad humana, el hombre necesita la ayuda de Dios y su Revelación para mantenerse en el buen camino.    

(Comentario CIC) (C.I.C 1978) La ley natural es una participación en la sabiduría y la bondad de Dios por parte del hombre, formado a imagen de su Creador. Expresa la dignidad de la persona humana y constituye la base de sus derechos y sus deberes fundamentales.    
 

(Siguiente Pregunta: ¿Qué relación hay entre la «ley moral natural» y la Ley de la Antigua Alianza?)